CORRUPCIÓN – Décima

CORRUPCIÓN - Décima

El caso Odebrecht prosigue;
Ayer habló Ángel Rondón,
Quien tiró con un cañón
Que a algunos quizás hostigue,
Como a Yanalán Rodríguez,
Que a Miriam mucho le teme
Y como Rondón se extreme
Dando lujo de detalles;
Él va a rogar que se calle
Y que el fuego no lo queme.
 
Reveló que a Vasconcelos,
El sobornador carioca,
Temiendo mucho a su boca
Le dieron ticket de vuelo.
No le vieron más el pelo,
Danilo le dijo: “¡Vete!”
Pues si se sabe el billete
Que aquí repartió ese gallo,
Ya se veían en Najayo,
Con esposas y grilletes.
 
Yanalán, según Rondón,
Le ofreció en la oscuridad
Acuerdo de lenidad,
Con esta vil condición:
Que a tres de la oposición
Dijera que le hizo pagos,
Regalos y otros halagos
Como soborno falaz, 
Y de darle fue capaz 
Ese venenoso trago.
 
Así investigó las obras, 
De Hipólito y de Leonel,
Nunca las del jefe de él,
Como se sabe de sobra.
Estas perversas maniobras
Permitieron a Danilo
Que gobernara tranquilo
Golpeando a la oposición,
Con la colaboración
De su entrañable pupilo.
 
Si Vasconcelos hablaba
Se derrumbaba el gobierno,
Y en el fuego de ese infierno
Otro también resbalaba.
Pero el susto no se acaba
Con lo que dice Rondón
Si en la nueva situación
Alguien se acerca y le dice:
“Oye: Yeni Berenice
Si ha montado en un avión”.
 
Cree escuchar a una pared
diciéndole todavía:
“Si fuera de doble vía
Hablaríamos de usted”.
Hoy le da escozor y sed,
Le pica como un ají
Cuando esa voz le habla así
Susurrándole en la oreja:
“No quiero llanto ni queja:
¡La doble vía está aquí!”
 
Huchi Lora
21 de noviembre 2020


Leave your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *