Que miren para otro lado | Décima

Gonzalo firmó contratos
Por más de diez mil millones
Que a la ley son violaciones
Según oficiales datos.
Junto a su nombre, esos tratos
Tienen otra firma al lado
De una dama, que ha acusado
A quien lo dio a conocer,
Y al país quieren hacer
Que mire para otro lado.

A Zapete, el periodista,
Pretenden que un juez lo afeite,
Que se los fría en aceite
Por embromarle la pista.
Mas no logran que desista
Y el caso se ha complicado
Así que lo que han pensado
Es distraer la atención
Llevando a la población
Que mire para otro lado.

En la sede palaciega
Dice un consejero frío:
“Con la Biblia armen un lío”
Y en sus medios lo despliega.
Aconseja otro estratega:
“¡Pronto! Que sea publicado
Un buen espacio pagado
Y miéntenle a su señora
A ver si logran ahora
Que miren para otro lado!”

Para lograrlo, a Faride
La han acusado de hereje
Y encubren a todo peje
Que en ética no se mide
Y por soborno decide
Venderle a otro el Estado.
El caso está enmarañado
Para el partido oficial
Que hace su esfuerzo final:
Que miren para otro lado.

Calza el negocio ilegal
La firma del candidato
Y no le sale barato
Al erario ese caudal.
En campaña electoral
El tema se ha complicado,
Y por eso han ordenado
En medio de este proceso
Que la prensa no hable de eso;
Que mire para otro lado.

Pero ni una duda cabe:
Quien pretende gobernar
Negoció sin licitar
Y la población lo sabe.
El ilícito es más grave,
pues quien se ha beneficiado
La campaña ha financiado,
La del actual mandatario
Y por eso es necesario
Que miren para otro lado.

Cada contrato ilegal
Establece claramente
Que un poder del presidente
Le dio su anuencia oficial.
La sede presidencial
Niega que se lo hayan dado,
De modo que fue inventado
Implicar al gobernante;
Por eso es tan importante
Que miren para otro lado.

Claro que el procurador
No investigará el desmán,
Pero en una trampa están
Mientras crece su temor.
Se resquebraja el favor
Que mucha gente le ha dado,
Y como lo que han gastado
No le basta a su aspirante
Temen lo que hará el votante:
Que mire para otro lado.

Huchi Lora
1ro. de febrero 2020

Leave your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 Comment

  1. ¡Excelente!
    Se precisa de mucho talento para decir tantas cosas, con rima y metrica constante. Su lectura nos sirve de catarsis.